Qué es el TAE o Tasa Anual Equivalente Para Inexpertos

Si estás interesado en contratar un depósito bancario, no dudes en utilizar esta herramienta para evaluar su rentabilidad y elegir la mejor opción para tus necesidades. La TAE se expresa en forma de porcentaje y es un indicador muy útil para comparar diferentes productos financieros y evaluar su rentabilidad. Qué es el TAE, Tasa Anual Equivalente, o cómo es el cálculo TAE es una de las preguntas que más se formula cualquier cliente bancario. Es importante que busques siempre la TAE de una hipoteca antes de contratarla y te fijes en la letra pequeña, pues los bancos suelen incluir comisiones (gastos de apertura, por ejemplo) y seguros (de vida o de hogar). Cuantos más productos estén vinculados a la contratación de la hipoteca, más subirá el TAE y más encarecerá el precio el coste total de la hipoteca que hemos solicitado al banco.

Es un método igual de correcto para saber lo que tendrás que pagar y las mensualidades a las que tendrás que hacer frente. Por ejemplo, en un préstamo hipotecario el TIN se obtiene sumando el euríbor al diferencial aplicado por el banco. Se puede haber oído hablar de algo y saber incluso qué significan unas siglas, pero quedarse en blanco o dar una respuesta incorrecta cuando se nos pregunta qué significa exactamente el concepto. En Credexia podemos ayudarte a encontrar los mejores productos de financiación y de inversión que hay en el mercado actualmente. Para responder a esta
pregunta, hay que diferenciar las
funciones del TAE entre los productos de inversión y los productos de financiación. Cuando se trata de productos de financiación, la TAE tiene en cuenta las comisiones de apertura y de cancelación.

Calcular TAE coche

Es importante tener en cuenta que, si se trata de un préstamo a tipo variable, no podremos conocer cómo evolucionará esta Tasa Anual Equivalente, por lo que se habla de TAE Variable y que solo tiene efectos informativos. En el ejemplo superior vemos en verde una rentabilidad acumulada del 54,5% (vs en azul una esperada del 47%) y una rentabilidad anualizada del 7,5%.(vs 6,6% esperado). Es decir, el 3% de rentabilidad nominal en 5 años se https://es.forexeconomic.net/vista-previa-del-informe-de-ganancias-de-mcdonalds-q1/ convierte en apenas un 0,59% anualizado. Con la finalidad de conocer lo qué es el TAE de una operación crediticia, resulta de interés que conozcas las diferencias que existen entre TAE Legal y TAE Real. Basándose en la actual normativa, es obligatorio que sea informado a los clientes por las instituciones financieras, qué es el TAE. Esto debe hacerse mediante el contrato del préstamo, al igual que en la publicidad que sea distribuida.

  • Un TAE bajo puede ser una opción interesante para inversores más conservadores o que necesitan disponer de su dinero en un corto plazo.
  • Solo necesitas introducir los datos del producto financiero y la herramienta se encarga del resto.
  • En el caso de depósitos, va a ayudarnos en el cálculo de los beneficios a obtener cada año producto de alguna inversión.
  • En el caso de los productos de financiación, la TAE nos dice la cantidad de intereses que vamos a tener que pagar teniendo en cuenta tanto las comisiones bancarias (apertura, cancelación etc.), así como la duración del préstamo y su periodicidad.

El tipo de interés nominal y la tasa anual equivalente están presentes en muchos de los productos financieros que contratamos. La mayoría de las personas hemos oído hablar de ellas y sabemos que la TAE ofrece más información que el TIN a la hora de valorar el precio o la rentabilidad de una operación. Sin embargo, son muy pocos los que comprenden verdaderamente qué significan y cómo afectan estas tasas a nuestra salud financiera. Pero ¿y si no quieres pedir dinero prestado a una entidad financiera y eres tú quien se lo deja?

TAE en productos de inversión

En el ejemplo, la TAE es superior al TIN y por eso el préstamo no es tan barato como parecía. Si en vez de un préstamo fuese una hipoteca con un plazo de devolución de 20 o 30 años, la diferencia entre el TIN y la TAE sería mayor. Una vez que tenemos estos datos, podemos utilizar una herramienta en línea para calcular la TAE. Como veis, podríamos pensar que el depósito a 1 mes es mucho mejor que el depósito a 12 meses ya que si durante 12 meses obtenemos 7,97 € acabaríamos con más de 45 €.

Calcula cómo sería tu hipoteca mixta

Una vez que tengamos dos ofertas, que sean al mismo plazo veremos cuál tiene la menor TAE. Una vez tengamos esta, veremos qué productos adicionales necesita y los compararemos con los de la otra oferta para ver si realmente es mejor o no. Puede ser que ofrezca un TAE mucho menor pero sin embargo tengamos que contratar tres o cuatro seguros, domiciliar la nómina o un sin fin de condiciones. Como particularidad a destacar, los intereses que se obtienen cada año se vuelven a invertir al mismo tipo de interés hasta que llegue la fecha de finalización del producto financiero contratado.

Fórmula para calcular el TAE

La tasa anual equivalente o TAE es una cifra que indica el coste o la rentabilidad total de un producto de financiación o ahorro. Este indicador no solo recoge el tipo de interés del préstamo (conocido como tipo de interés nominal o TIN), sino también los gastos que puede haber (como los seguros https://es.forexdata.info/dow-markets-resenas-de-broker/ asociados o sus comisiones). La TAE o la Tasa Anual Equivalente es una tasa que mide el rendimiento de un determinado producto financiero. Para el cálculo de la TAE se tiene en cuenta el tipo de interés nominal, así como los gastos, los ingresos, pagos, comisiones y plazo temporal.

¿Qué productos financieros tienen TAE?

También quedarían fuera todos los conceptos relativos a seguros o garantías. El riesgo asumible está a su vez muy ligado al horizonte temporal de la inversión. Así, cuando nos encontramos lejos del objetivo para el que estamos ahorrando, podemos asumir mayor riesgo en busca de un retorno más elevado. Cuando el objetivo se encuentra cercano, debe prevalecer el principio de preservación https://es.forexgenerator.net/navegando-en-aguas-dificiles-analizando-el-futuro-de-la-relacion-de-compensacion-del-reino-unido-ue/ del capital, pues no se puede incurrir en riesgos que pongan en peligro la consecución de las metas. En definitiva, conocer la TAE es muy importante para comparar opciones y valorar si estás o no ante una buena oportunidad. Puede que un banco te ofrezca un depósito con un interés (TIN) interesante, pero si te fijas en la TAE puede que el producto no merezca la pena.

Aunque siempre hablamos de intereses brutos, ya que no se tienen en cuenta los impuestos fiscales. Sólo en caso de que el pago de intereses fuese a 12 meses el TIN y la TAE serían iguales. En el segundo caso contamos con un depósito a 3 meses con una TAE del 6%, que al realizar un pago trimestral deja el TIN en el 5,87%. Es importante destacar que el TAE no solo refleja la rentabilidad pasada del fondo, sino que también puede ayudar a prever su rendimiento futuro. Al conocer el TAE de un fondo, los inversores pueden tomar decisiones más informadas y evaluar si se ajusta a sus objetivos y tolerancia al riesgo. En el caso de las hipotecas, quedan fuera de la TAE aquellos gastos que deberás abonar a terceros, como los gastos de notaría o estudio.

Por norma general, solemos hablar de comisiones o intereses que hay que devolver al banco pero, ¿realmente sabemos en qué consisten?. La rentabilidad del 2% TAE puede variar dependiendo del tipo de fondo de inversión y del período de tiempo en el que se mantenga la inversión. Es posible que, en ciertos casos, se ofrezcan rentabilidades más altas o más bajas. Algunos productos, como cuentas o seguros, la TAE nos indica el beneficio generado por el dinero que se hemos depositado.

A fin de cuentas la TAE es un medidor porcentual que delimita el interés que va a ser percibido. Este vehículo de inversión dirige a los inversores con mentalidad conservadora, aquellos que quieren sacar rendimiento a sus ahorros, pero sin asumir mucho riesgo. Tiene un nivel de riesgo 1 en la escala de riesgo que va de 1 (menor riesgo) a 7 (mayor riesgo). Aunque, por ley, la TAE debe constar en contratos o publicidad de productos bancarios, entre otros lugares, el consumidor puede también hacer su propio cálculo de la TAE.

Written by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *